LA MÚSICA QUE MÁS TRIUNFA EN JAPÓN

musica japonesa

A estas alturas casi no es necesario decir que Japón, siendo un país del primer mundo, tiene una cultura totalmente distinta a la nuestra, en la que los referentes estadounidenses están mucho más presentes y, por lo tanto, los parecidos son más evidentes. Un ejemplo es el hentai, claro.

La música es uno de los ámbitos en los que los japoneses se distinguen más de los otros grandes mercados mundiales, aunque eso no significa que no tengan su parte de fascinación por lo americano, especialmente desde la Segunda Guerra Mundial, aunque sea paradójico.

Música para todos los gustos

Aparte de los géneros tradicionales, algo que existe en el folklore de cualquier país del mundo, en Japón hay interpretaciones propias y sui generis de géneros conocidos por todo el mundo en su variante estándar.

Sin duda, uno de los más conocidos es el J-Pop, abreviatura de Japanese Pop, o pop japonés. Pegando fuerte desde los años 90, en realidad sus orígenes se encuentran en el pop y el rock en inglés de los años 60, concretamente a partir de los Beatles, que fueron un fenómeno en todo el mundo, Japón incluido.

Este término sirve para etiquetar a cualquier artista o banda que haga pop en lengua japonesa –al principio incluso cualquier género excepto el enka-, aunque se mantienen elementos musicales pertenecientes a la tradición japonesa y a etapas previas del pop de aquel país. Algunos de los nombres que más han triunfado en este género son Kazumasa Oda, Chage and Aska, Mr. Children o HikaruUtada, cantante que, aunque no sea internacionalmente conocida, cuenta con el récord mundial de más de 15 millones de descargas digitales de un single.

Aunque la artista más conocida y popular de este género es, probablemente, Ayumi Hamasaki, con más de 53 millones de discos vendidos desde 1998. Hay que mencionar también el fenómeno de las idols, que son artistas o grupos de artistas expresamente formadas y diseñadas para llamar la atención por su vertiente “mona”, que no está reñida con su capacidad para cantar.

Todo un mundo típicamente japonés que ha dado nombres tan reconocidos y comercialmente rentables como AKB48, Arashi, MomoiroClover Z o el grupo más veterano, las MorningMusume, en activo desde 1997. Y si existe el J-Pop, también tenía que haber J-Rock, término que se refiere a todos aquellos artistas y grupos que hacen eso, rock a la japonesa. El grupo con más éxito de todos los tiempos del rock japonés es B’z, con más de 80 millones de discos vendidos en su larga trayectoria, empezada en 1988.

Como ocurre en todas partes, el rock japonés tiene infinidad de subgéneros y fusiones, pero una de las más destacadas es propia de aquel territorio. Se trata del Visual Kei, en el que el protagonismo de la música es compartido, o incluso pasa a un segundo plano, con las llamativas indumentarias, el maquillaje o los peinados de los artistas además de espectaculares puestas en escena, en lo que se ha llegado a comparar con el glam rock occidental.

La música japonesa es, pues, algo creado por y para el mercado de Japón, pero tiene tanto éxito que no necesita salir de su territorio para mover cantidades ingentes de dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *